Villanova confía en que 2019 sea el año definitivo para el desbloqueo de la Ciudad Aeroportuaria

El candidato del PP asegura que se están dando los pasos necesarios para solventar el problema de la inundabilidad y sacar adelante “el gran proyecto de generación de empleo y riqueza de Andalucía para los próximos 25 años”.     El presidente del PP y candidato a renovar la Alcaldía en Alhaurín de la Torre, Joaquín Villanova, se ha mostrado confiado en que 2019 sea “el año definitivo para el desbloqueo” de la Ciudad Aeroportuaria. Villanova, que recuerda que el PP andaluz llevaba este gran parque empresarial y de ocio vinculado al Aeropuerto como una de sus grandes propuestas para la provincia en la campaña de las últimas Elecciones Andaluzas, señala que la llegada de Juanma Moreno a la presidencia de la Junta “abre una nueva puerta” para sacar adelante el que ha definido como “el gran proyecto de generación de empleo y riqueza en Andalucía para los próximos 25 años”.       En este sentido, destaca que se están dando los pasos necesario para solventar el problema de la supuesta inundabilidad de parte de los terrenos que abarca el plan, para lo cual se va a encargar un estudio de medidas correctoras similar al presentado por el Ayuntamiento de Málaga, así como un Documento Ambiental Estratégico que garantice la sostenibilidad de la iniciativa.       La Ciudad Aeroportuaria del Ocio y la Investigación de Alhaurín de la Torre tendrá un impacto económico equivalente al 4% de todo el Producto Interior Bruto de Andalucía, generará una inversión de unos 240 millones de euros y creará entre 25.000 y 40.000 empleos directos y hasta 80.000 indirectos. Se desarrollarán más de un centenar de usos productivos, tanto industriales como terciarios en que será una gran tecnópolis y parque empresarial, industrial y de ocio en el entorno del aeropuerto de Málaga. Serán más de 1,7 millones de metros cuadrados para albergar empresas relacionadas con la industria aeronáutica, operadores logísticos, laboratorios, industrias farmacéuticas, ciencia e innovación, industria automovilística, hoteles, restaurantes, empresas de catering, 'rent a car', centros de formación, galerías comerciales, aparcamientos, entidades financieras...       Además, se prevé destinar un 28% del total para zonas verdes (1.038.970 metros cuadrados) y un 10% para equipamientos públicos (386.300 metros cuadrados), ya sean centros sanitarios, educativos, deportivos y culturales, todo ello con la intención de favorecer la mayor calidad constructiva y de servicios para equipararla con los centros productivos de los mejores aeropuertos del mundo. El uso residencial queda restringido escrupulosamente a menos del 20% que prevé como máximo la normativa andaluza.       El sentido final de esta Ciudad Aeroportuaria es bien sencillo: el Aeropuerto de Málaga ha recibido una importantísima inyección de dinero en la última década para ponerlo entre los cuatro mejores de España y entre los 20 mejores de Europa, pero semejante inversión estatal aún sigue a falta de que revierta de forma efectiva en la comunidad que lo ha financiado con sus impuestos. La Ciudad Aeroportuaria se erige como esa gran oportunidad y, por eso, Alhaurín de la Torre es el primer y único municipio de la provincia que se ha puesto a trabajar para desarrollar el Área de Oportunidad, denominada A-3, de acuerdo con la LOUA. La Ciudad Aeroportuaria es mucho más que la mayor oportunidad de empleo de Andalucía. Es mucho más que el cambio definitivo de modelo de usos de suelo residencial hacia el productivo y de servicios. Es la conjugación perfecta de tener a Málaga y su Costa del Sol para disfrutarla y, al mismo tiempo, donde trabajar.       La Ciudad Aeroportuaria es avalada expresamente por la Fundación CIEDES, el Club Malaga Valley, la Confederación de Empresarios de Andalucía y su delegación de Málaga, la Cámara de Comercio de Málaga, el Ayuntamiento de Málaga, el Círculo Mercantil y el propio Aeropuerto Internacional Pablo Ruiz Picasso,       Joaquín Villanova tiene confianza máxima en que se desbloquee de una vez por todas, transcurridos nueve años desde su aprobación en el Pleno Municipal y casi una década desde que el expresidente andaluz Griñán rubricara con su firma el POTAUM (Plan de Ordenación del Territorio de la Aglomeración Urbana de Málaga) que desarrolla esa área de oportunidad. “No es lógico que una administración se empeñe en ir contra su propio ordenamiento jurídico, y eso es lo que lleva la Junta de Andalucía 9 años haciendo para frenar el desarrollo del principal proyecto de empleo y riqueza para Málaga”, añade Villanova, quien está convencido de que en muy poco tiempo, el nuevo Gobierno andaluz reactivará la Ciudad Aeroportuaria

 

8 de abril de 2019